Repelentes caseros para repeler el Mosquito causante del Zika

Esta enfermedad es causada por un virus transmitido por mosquitos del género Aedes.

Los pacientes con enfermedad por el virus de Zika suelen presentar fiebre no muy elevada, exantema y conjuntivitis, síntomas que suelen durar entre 2 y 7 días.
Por el momento no hay vacunas ni tratamientos específicos para esta enfermedad.
La mejor forma de prevenirla consiste en la protección frente a las picaduras de los mosquitos.
Se sabe que el virus circula en África, las Américas, Asia y el Pacífico.

El virus de Zika es un virus emergente transmitido por mosquitos que se identificó por vez primera en Uganda, en 1947 en macacos de la India a través de una red de monitoreo de la fiebre amarilla selvática. Posteriormente, en 1952, se identificó en el ser humano en Uganda y la República Unida de Tanzanía. Se han registrado brotes de enfermedad por este virus en África, las Américas, Asia y el Pacífico.

Género: Flavivirus
Vector: mosquitos Aedes (que habitualmente pican por la mañana y al atardecer/anochecer)
Reservorio: desconocido

Signos y síntomas

El periodo de incubación (tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas) de la enfermedad por el virus de Zika no está claro, pero probablemente sea de pocos días. Los síntomas son similares a los de otras infecciones por arbovirus, entre ellas el dengue, y consisten en fiebre, erupciones maculopapulares, conjuntivitis, mialgias, artralgias, malestar y cefaleas; suelen durar entre 2 y 7 días.

Durante los grandes brotes que se han producido en la Polinesia francesa en 2013 y el Brasil en 2015, las autoridades sanitarias nacionales notificaron potenciales complicaciones neurológicas y autoinmunes de la enfermedad por el virus de Zika. Recientemente, en el Brasil, las autoridades sanitarias locales han observado un aumento de las infecciones por este virus en la población general, así como un aumento de los recién nacidos con microcefalia en el nordeste del país.

Los organismos que están investigando estos brotes están encontrando pruebas cada vez más numerosas de una relación entre el virus de Zika y la microcefalia, aunque son necesarias más investigaciones para entender esa relación. Asimismo, se están investigando otras causas posibles.

Transmisión

El virus de Zika se transmite a las personas a través de la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, y sobre todo de Aedes aegypti en las regiones tropicales. Este mosquito es el mismo que transmite el dengue, la fiebre chikungunya y la fiebre amarilla.

Los primeros brotes de enfermedad por el virus de Zika se describieron en el Pacífico en 2007 y 2013 (Yap y Polinesia francesa, respectivamente), y en las Américas (Brasil y Colombia) y África (Cabo Verde) en 2015. A ello hay que añadir que más de 13 países de las Américas han notificado infecciones esporádicas por el virus de Zika, lo cual indica que este está teniendo una rápida expansión geográfica.

Diagnóstico

El virus de Zika se diagnostica mediante PCR (reacción en cadena de la polimerasa) en tiempo real y aislamiento en muestras de sangre. El diagnóstico serológico puede resultar difícil, y el virus puede presentar reacciones cruzadas con otros flavivirus, como los virus del dengue, del Nilo Occidental y de la fiebre amarilla.

Prevención

Los mosquitos y sus lugares de cría suponen un importante factor de riesgo de infección por el virus de Zika. La prevención y el control dependen de la reducción del número de mosquitos a través de la reducción de sus fuentes (eliminación y modificación de los lugares de cría) y de la disminución de los contactos entre los mosquitos y las personas.

Para ello se pueden utilizar repelentes de insectos, ropas (preferentemente de colores claros) que cubran el cuerpo tanto como sea posible, barreras físicas como mosquiteros o el cierre de puertas y ventanas, y mosquiteros de cama.

También es importante vaciar, limpiar o cubrir los utensilios que puedan acumular agua, como cubos, macetas o neumáticos, eliminando así lugares de cría de mosquitos.

Hay que prestar especial atención y ayuda a quienes no pueden protegerse adecuadamente por si solos, como los niños, los enfermos o los ancianos.

Durante los brotes, las autoridades sanitarias pueden recomendar la fumigación con insecticidas. Los insecticidas recomendados por el Plan OMS de Evaluación de Plaguicidas también se pueden utilizar como larvicidas para tratar recipientes de agua relativamente grandes.

Los viajeros deben adoptar las precauciones básicas descritas anteriormente para protegerse de las picaduras de mosquitos.

Tratamiento

La enfermedad por el virus de Zika suele ser relativamente leve y no necesita tratamiento específico. Los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor. Si los síntomas empeoran deben consultar al médico.

En la actualidad no hay vacunas.

Respuesta de la OMS

La OMS colabora con los países para:

Definir las investigaciones sobre la enfermedad por el virus de Zika y darles prioridad convocando a expertos y asociados.
Potenciar la vigilancia del virus de Zika y sus posibles complicaciones.
Fortalecer la capacidad en la comunicación de riesgos para ayudar a los países a cumplir los compromisos adquiridos en virtud del Reglamento Sanitario Internacional.
Proporcionar capacitación sobre la gestión clínica, el diagnóstico y el control de vectores, en particular a través de algunos centros colaboradores de la OMS.
Fortalecer la capacidad de los laboratorios para detectar el virus.
Ayudar a las autoridades sanitarias a aplicar las estrategias de control de los vectores destinadas a reducir las poblaciones de mosquitos del género Aedes, por ejemplo ofreciendo larvicidas para el tratamiento de aguas estancadas que no pueden limpiarse, vaciarse o cubrirse.
Ayudar a las autoridades sanitarias a aplicar las estrategias de control de los vectores destinadas a reducir las poblaciones de mosquitos del género Aedes, por ejemplo ofreciendo larvicidas para el tratamiento de aguas estancadas que no pueden limpiarse, vaciarse o cubrirse.
Elaborar recomendaciones de atención clínica y seguimiento de las personas infectadas por el virus de Zika, en colaboración con expertos y otros organismos de salud.

 

La Directora General de la OMS resume el resultado delComité de Emergencia sobre el virus de Zika

 

Vídeo Repelentes caseros

 

Los mejores repelentes caseros para mosquitos

Si tenemos plantas aromáticas en las habitaciones ahuyentaremos a los mosquitos. La albahaca se suele utilizar como cerco en las huertas, ya que su olor repele a los insectos.

Una de las cosas más horribles del verano y los días calurosos son los mosquitos. Esos insectos no sólo te molestan con su zumbido cercano a los oídos, sino que te pican y dejan ronchas. Ellos no distinguen por edad, pican a todos por igual. Si bien hay varios estudios que señalan que los mosquitos pican a cierto tipo de personas (algunos dicen por la sangre, otros, por el sudor), es preciso evitar que se instalen en el hogar.

Remedios caseros para repeler mosquitos

A continuación te contaremos algunas de las recetas más eficaces para que logres dejar fuera los tan molestos mosquitos, que te pueden arruinar una noche de tranquilidad o una cena en el jardín. Lo bueno es que como son caseras y con ingredientes naturales, los puedes usar, si tienes niños o eres alérgico.

Repelente de clavo de olor

Dicen que es el más eficaz repelente para los mosquitos. Necesitarás shampú para bebés, 1 litro de agua y 30 unidades de clavo de olor. Realiza un infusión con el clavo y el agua, cuela y vierte en el shampú hasta que se obtenga una mezcla homogénea. Aplica en toda la piel que quede expuesta a los insectos (brazos, rostro y pies).

Repelente de eucalipto

Para esta receta precisarás 250 gramos de hojas de eucalipto y 1 litro de agua. Coloca a hervir ambos ingredientes por 45 minutos para que las hojas puedan desprender toda su esencia. Cuando todavía esté caliente, vierte en zonas húmedas de la casa y, sobre todo, en los marcos de las puertas y las ventanas. Así lograrás que los mosquitos no entren.

Repelente de manzanilla

Precisas 250 gramos de flores de manzanilla y agua (cantidad necesaria). Lava bien la manzanilla y frota en la piel. Repite cada dos horas.

Repelente de almendras

Es aconsejable para los bebés y niños porque es muy suave y efectivo. Ellos son los preferidos de los mosquitos, porque no saben defenderse. Los ingredientes son: 100 ml de aceite de almendras, 20 gotas de esencia de geranio y 20 gotas de esencia de albahaca. Haz una mezcla con los tres y aplica en la piel.

Repelente de lavanda

Precisas 100 ml de aceite de lavanda y una crema humectante para la piel. Haz una mezcla con ambos y aplica directamente. Sentirás frescura y te protegerás de los mosquitos.

Repelente de citronela

Dicen que es uno de los elementos que más repele a los mosquitos y otros insectos. Puedes conseguir su aceite como spray, loción y toallitas para impedir que los insectos te molesten a ti y a tu familia.

 Repelente de Orégano Orejón

Tomar la hoja de Orégano Orejón e Untarse en las zonas descubiertas de cuerpo

Fuente:

Mejor con Salud

Milagil

OMS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación, Noticias, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Repelentes caseros para repeler el Mosquito causante del Zika

  1. Milagil dijo:

    Interesante información, gracias por las ideas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s